20090120

Tres preguntas con F, editor de criaturas de cenizas


Criaturas de cenizas (o como pueden encontrarlo en caminos "el presente del fuego") es un espacio que pretende contener en sus dimensiones las conversaciones de los Editores con sus Invitados respecto al Arte y como las perspectivas y situaciones actuales lo permean.

Asi que en consideracion de que como Editor de la tostaduria tengo influencias (y si F quiere mantener sus rodillas intactas, ya que lleva 4 meses en europa y ha enviado 2 articulos lo que nos da que cada articulo nos ha costado US$3600) conseguimos que nos respondiera 3 preguntas al respecto de Criaturas de ceniza:

1.- F, que piensas en relación con que, basándose en resultados derivados de la poco fructífera búsqueda de ondas gravitatorias, la hipotesis mas plausible de la estructura del universo sea una representacion holografica basada en la informacion contenida en la superficie de este, lo que nos da la imagen del universo granular con cuantos del porte de 1 bit sobre una superficie cuadrada de 1 unidad de plank de lado?


Primero decir que el señor Max Planck debiese tener una estatua de 16 metros de alto sobre un pedestal de 10 metros cúbicos en la cima del cerro San Cristóbal, ya que según mis cálculos nos ahorró 62 años de evolución científico-teórica, y eso sin considerar la ropa que le prestó a Albert, pues de tomar eso en cuenta, tal vez la cifra de años subiría a 108.

Una vez hecho el alcance hacer notar lo gracioso que es que el aparato, que fue desarrollado para medir ondas gravitatorias, en 7 años de funcionamiento no haya medido una sola onda gravitatoria y en cambio haya servido para desenmascarar el fenómeno que probablemente se constituya en uno de los descubrimientos mas importantes del siglo.

Ruido es lo que oyó el aparato que lleva el frío nombre de GEO600, y como suele ocurrir cuando un aparato que cuesta lo que costó el GEO600 “escucha” ruido, mucha gente empezó a preguntarse del por qué de ese ruido.

“It looks like GEO600 is being buffeted by the microscopic quantum convulsions of space-time," dijo Craig Hogan, un físico de Illinois famoso por sus comentarios suspicaces..

Y de allí sólo había un paso para que los que saben relacionaron aquello con la “teoría holográfica”.

Teoría que me parece de lo más seria y lógica, y además de lo más útil puesto que viene a cumplir parte de los deseos del viejo Albert en relación con su tan buscado enlace entre el universo cuántico y el otro donde las leyes de Newton (y del mismo Albert) aún tienen algo que decir, enlace que de un tiempo a esta parte, cada vez mas se parece más a un puente de dos pistas por lado. Sino basta con observar lo cuánticamente que se comporta un elefante cuando se cae a un agujero negro.

En cuanto a implicancias prácticas sobre mi forma de ver el mundo: ninguna y muchas. Ninguna puesto que en mi cabeza, y según he oído también en la cabeza de algunos conocidos, existe un apartado de espacio en blanco destinado exclusivamente para introducir toda teoría que se empecine en no calzar con nada, haciendo que una vez ahí me parezcan de lo más serias y lógicas. Y muchas, muchísimas porque una vez más queda demostrado que el universo se basa en principios que nada tienen que ver con lo que la mayoría entiende como aceptable, y aquí no puedo dejar de recordar a la señora que se escandaliza porqué su hijo ha tomado una decisión poco lógica al no formar una familia o al creer que en la música se esconde el secreto del mundo. Señora, le preguntaría yo, sabe usted donde está parada?, sabe usted que su cuerpo esta formado por partículas que pueden estar en más de un lugar a la vez?

Ya habrá tiempo para discutir los elementos teórico / científicos que supone esta concepción del universo, por el momento sólo decir que aunque somos un holograma de algo más, aunque en algún punto del universo está la información que nos refiere, no somos esa información, somos la información referida, no somos lo que proyecta sino lo proyectado, de la misma forma que una película es lo que vemos en la pantalla y no el punto de luz sobre la última fila de asientos en un cine, por lo que no hay de que preocuparse, podemos seguir siendo tranquilos, después de todo el mundo siempre estuvo hecho de representaciones, las piedras, los ríos, la música, los amigos no importan sino en tanto son representados en nuestra conciencia, y así como nadie se escandaliza demasiado cuando oye que en realidad la piedra que tienen en la mano tiene un correlato en un mundo físico que nada tiene nada que ver con sus cerebros, nadie se debe escandalizar tampoco al oír que ese mundo físico tiene a su vez un correlato en las fronteras del universo. Frase que no sólo suena bien, sino que incluso no faltarán quienes sepan encontrar en ella algo parecido a la belleza.


2.- Cuáles son las consideraciones que encuentra usted en el desarrollo y transmisión de la experiencia artística en el momento en que la respuesta a la pregunta sobre las bases biológicas de la conciencia sea aprehendida e integrada por la sociedad en general, tal como la idea de un volumen de espacio en que su gravedad sea tal que ninguna medición directa sea posible, que hace 20 años atrás era inconcebible hoy cualquier ciudadano a pie la maneja y acepta. en que afirma usted que esto cambiara como entendemos el arte?

La experiencia artística que toma forma en lo que llamamos obras de arte no se relaciona con del desarrollo teórico ni con el desarrollo científico o técnico, puesto que el arte es el reflejo de atributos humanos que van más allá de lo llamamos desarrollo. El arte y la concepción del arte responden a necesidades universales que siempre se encontrarán presentes y no cambiaran de forma significativa mientras sigamos siendo lo que somos, mientras el talento que hace posibles esas obras de arte siga dependiendo de un misterio tan grande y profundo como el propio arte, un misterio que seguirá intacto por los tiempo de los tiempos.

Eso es más o menos lo que contestaría un estúpido.

Yo en cambio, auque no demasiado brillante, si alcanzo a darme cuenta que el arte, lejos de ser un misterio inalcanzable fruto de un talento igual de misterioso, no es más que una de las tantas formas por medio de las cuales intentamos comunicar nuestras sensaciones o experiencias. ¿Qué diferencia al arte de otra formas de comunicación? Pues simplemente que el arte pretende comunicar sin dejar de lado ciertos elementos estéticos que pasan a tener un rol a veces preponderante. Pero muy a pesar de los lectores de esta entrevista, no me extenderé aquí acerca de las características de esa estética, ni menos en como, en contadas ocasiones, conduce a quien la perciben a transitar por caminos que la mera transmisión de datos no tenía previstos.

Pues bien, si el arte no es más que una de las formas con la que intentamos comunicar nuestra experiencia y sensaciones, sería bastante absurdo pensar que si esa experiencia llegase a cambiar dramáticamente el arte seguirá su rumbo como si nada hubiera pasado.

¡Pero un momento! ¿No es eso lo que está pasando ahora? ¿Acaso nuestra experiencia, así como el cúmulo de experiencias a las que tenemos acceso, no ha cambiado de forma dramática? Pues si, pero ¿por qué no ha pasado lo mismo con el arte? ¿Es que acaso el arte no puede con los nuevos tiempos?

Menudo problema porque me encuentro en la situación de tener que escoger entre dos afirmaciones:

1.- Los artistas que pululan por nuestras ciudades son unos inútiles que no han sido capaces de recoger los cambios de nuestra época, dedicándose a repetir una y otra vez experimentillos o copias de experimentillos absurdos que rebosan de intrascendencia.
2.- El arte, la forma de comunicación humana representada por el arte, simplemente no puede responder al desafío.


Bueno, ya se habarán dado cuenta de la alternativa correcta.

Los artistas, en su inmensa mayoría, son unos inútiles.

Son unos inútiles que creen que basta con acudir a sus pobres experiencias de niños mimados para trascender, dejando de lado la basta (¡bastísima!) experiencia que nos rodea y a la que tenemos acceso de una forma nunca antes vista en la historia de la humanidad.

Pero volviendo a la pregunta: ¿Qué pasará cuando la respuesta a la pregunta sobre las bases biológicas de la conciencia sea aprehendida e integrada por la sociedad en general?

Pues lo que pasará es que la forma de comunicar toda experiencia sufrirá un cambio difícil de imaginar (pero no imposible). Y que se basará en primer lugar en un nueva forma de enfocar las obras, determinada por su tendencia hacia la generación de emociones o sensaciones específicas. Es decir, si llegamos a entender como funciona la conciencia, entenderemos también como modificarla para que en ellas surjan los elementos deseados, así, el “instinto artístico”, dará paso a la preconcepción intencional de cada fragmento de la obra, cada trazo de la pintura estará destinado a generar emociones o a evocar recuerdos determinados, cada nota musical estará en su lugar por una razón conocida de antemano.

Hoy en día, los mejores artistas son precisamente aquellos que entienden de mejor forma los laberintos de la conciencia, no son sólo los que mejor manejan determinadas herramientas, sino que también los que conocen el terreno en el que esas herramientas van a trabajar. Y ese terreno es la conciencia del espectador. Los artistas intuitivos que logran resultados apreciables son excepciones cuyo numero es computable en cero. Muchas veces nos quieres hacer creer que los grandes artistas de la historia llegaron a su sitial producto de la mera intuición, producto de algo fantástico y desconocido que algunos llaman talento, pues lamento decirles que eso no es verdad, detrás de cada gran artista hay un enorme esfuerzo por entender, y ese esfuerzo por entender también apunta a la necesidad de descifrar las claves de la conciencia, por supuesto que en la historia no todos usaron ese nombre, “conciencia”, para referirse a aquello que querían desentrañar, pero que otra cosa sino desentrañar los secretos de la conciencia era lo que estaban haciendo aquellos que se pasaba horas y horas pensando en el por qué de su pintura, de su música, de su poesía… y no me cabe duda que aquellos que se acercaron más a la respuesta, aquellos que rozaron de alguna forma lo que se oculta tras la conciencia humana, fueron aquellos cuyas obras perduraron en el tiempo hasta llegar a nosotros.

Y claro, cuando en el futuro al que hace referencia la pregunta sean muchos los que conozcan esos secretos, también serán muchos los que puedan utilizarlo para transmitir de impensadas formas sus experiencias y sensaciones, lo que llevará al arte a transitar por esferas de desarrollo totalmente insospechados, pero a pesar de ello, a pesar de que serán muchos los que sabrán utilizar las herramienta que constituye el arte, no me cabe duda que dentro de aquel grupo de “nuevos artistas” también existirán quienes sobresalgan, y probablemente serán ellos los que tendrán la responsabilidad de llevar a cabo las obras que el mundo reconocerá como arte.


3.- Si un artopata tomara como rehén al Louvre y dijera que destruirá el museo y todo su contenido a menos que el editor de criaturas de ceniza elija 10 personas que conozca personalmente y están sean sacrificadas en alguna forma (preferentemente larga y dolorosa), cual seria tu lista?

(por favor priorizar el orden de las 10 personas y poner 2 adicionales de respaldo en caso de no poder encontrar las 10 solicitadas)

Me pone usted en un problema porque, en primer lugar, apenas si alcanzo a conocer a 10 personas de forma personal y en segundo lugar, porque no me importa demasiado el contenido del Louvre, en especial gracias al hecho de que contamos con reproducciones de muy buena calidad de casi todo, pero esto último mejor olvídenlo pues es mejor que crean que el Louvre me importa mucho para que así las muertes se justifiquen mejor.

Bueno, la lista:
1.- Constanza Yáñez
2.- Daniel Mendoza
3.- Washington Abrigo
4.- Carla Vilches
5.- Tatiana Pérez
6.- Mauricio Bernales
7.- Hernán Gómez
8.- Joaquín Salas
9.- Mono
10.- Edén Carrasco


La reserva:
1.- Joy
2.- Alejandra Basaure

A todos ellos, muchas, muchas gracias por su sacrificio.

2 comments:

Anonymous said...

jajjajajajajajajajajajajajaja

jajajaja
jajaja


matemoslas en mejico buey!

excelente.

Yoi Steffens said...

Me voy indignada de este blog... Olvídense del puntito rojo de Parque Bustamante.