20081012

Nicolas



Nikolai Vavilov murio, despues de dar clases de genetica en una carcel rusa durante un año, desnutrido y solo.

Lejos del ruido de san petesburgo, de las conspiraciones de stalin, y de los cafes tan concurridos de viena en aquellos años, nikolas caminaba hacia una muerte segura. Su pecado? Decirle en la cara a stalin q los imbeciles q dirigian la academia de ciencias rusas eran unos farsantes.



Lysenko, de pie en la foto, jurando frente al kremblin que era posible cultivar peras en invierno Azerbaijan. Una estupidez sin limites, ya q sabemos q aparte de papas, nada crece en esos campos fertilizados con turcos despellejados vivos.

Decirle a Lysenko que era un imbecil le costo la vida nikolas.

En la primavera de 1964, cuando nadie recordaba a nikolas y lysenko era un viejo pederasta olvidado en la burocracia rusa de la guerra fria, un fisico puso en juego su carrera y declaro mientras temblaba sutilmente que Lysenko era el responzable de la vergonzosa calidad de la biologia sovietica, en particular de la genetica, de la diseminacion de ideas seudocientificas, de la degradacion del aprendizaje y del despido, arresto e incluso muerte de muchos cientificos genuinos. 11 años despues ese fisico flaco y tembloroso recibio el premio nobel de la paz.

Actualmente, los deplorables y nada cientificos metodos de lysenko se ocupan en la nada cientifica y deplorable china comunista.

Lysenko murio una tarde de invierno de 1976 a la edad de 78 acompañado por una enfermera pagada por el gobierno ruso. Sus restos se encuentran en el cementerio Piskariovskoye Memorial, junto con los restos de medio millon de civiles asesinados en la ciega de leningrado. Sus nietos siguen recibiendo parte de la beca otorgada por stalin para investigar el cultivo de peras en el oriente de rusia.

3 comments:

Kid_Nap! said...

personaje recurrente de estas historias
http://latostaduria.blogspot.com/2008/09/nos-despedimos.html

tsuresuregusa said...

lo q demuestra la independencia editorial de los editores...

o la falta total de memoria a mas de dos semanas

tsuresuregusa said...

"Trofim Denisovich Lysenko se movio mucho durante la jornada. Apenas dejo al governador se creyo en el deber de ir a la calle Epifania; pero al pasar po la calle de los Bueyes, ante la casa habitada por Karmazinoff, se detuvo bruscamente y entro en ella"

y mas adelante continua, hablando de su encuentro con Nikolai Yakovlevich Marr en leningrado: "...Pero en el ojo izquierdo, que guiñaba, como insinuando algo, se manifestaba el Lysenko de siempre. 'Es un gusto hablar con una persona de talento.' dijo al despedirse."

Sacado de su biografia, publicada en chile en 1971 por editorial del pacifico.